Meeting of the Spanish Society of Nutrition - 2016

El consumo habitual de yogur puede ayudar a prevenir las enfermedades cardiometabólicas

Crece la evidencia sobre los beneficios del consumo de yogur en la prevención de diabetes tipo 2 y otros factores de riesgo cardiometabólico

Las autoridades sanitarias y los expertos científicos de todo el mundo reconocen la importancia de incluir productos lácteos como parte de una alimentación saludable y equilibrada. Actualmente, es cada vez mayor la evidencia de que el consumo de yogur en particular, como parte de una alimentación saludable, puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 y otros factores de riesgo cardiometabólico.  En este sentido, uno de los estudios más recientes sugiere que las personas que consumen yogur habitualmente tienen un 30% menos de probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 que las personas que no lo hacen.1  En su presentación ante expertos de salud pública en el III Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública celebrado en España, el doctor André Marette del Instituto del Corazón y del Pulmón del Hospital Laval de Quebec (Canadá) afirmó que ha llegado el momento de reconocer los beneficios para la salud del yogur y de animar a la población a consumir yogur diariamente.

“Estudios epidemiológicos recientes demuestran que el consumo de yogur está asociado con una dieta y perfil metabólico de mejor calidad, y que influye positivamente en un menor aumento de peso con los años,” dijo el Dr. Marette.  “Han surgido nuevos datos que confirman que el consumo de leche fermentada y yogur tiene el potencial de reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.”  “El yogur contiene importantes nutrientes y péptidos específicos que podrían tener efectos beneficiosos sobre el metabolismo de la glucosa y la sensibilidad a la insulina, con lo que se reduce el riesgo cardiometabólico.“

Evidencia a favor de la prevención de diabetes tipo 2  

Estudios individuales y meta-análisis han evaluado la asociación entre el consumo de yogur y el menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. El meta-análisis màs reciente – que incluía 7 estudios por grupos de cohortes – demostró una asociación no lineal entre el consumo de yogur y el riesgo de diabetes tipo 2 entre los individuos que consumían hasta 120 g/día de yogur.2 No se observó una mayor reducción del riesgo con un consumo >120–140 g/día.

En un estudio epidemiológico,(European Prospective Investigation into Cancer -EPIC), investigadores de la Universidad de Cambridge observaron durante 11 años  varios indicadores de salud de más de 4.000 personas de la cohorte de Norfolk (Inglaterra). Se evaluo  la ingesta de alimentos, usando diarios dietéticos de 7 días completos, junto con controles de salud periódicos.

Se  demostró  que los individuos que consumían habitualmente productos lácteos fermentados bajos en grasa (es decir, productos con <4% contenido de grasa, como el yogur), tienen un 24% menos de probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 que los individuos que no lo hacen. Cabe recalcar que el yogurt, el queso y la nata agria, representan el representa el 87% de todos los productos bajos en grasa consumidos durante el estudio. Y cuando los investigadores examinaron a los consumidores de yogur específicamente descubrieron que  los individuos que consumían  alrededor de  4-5 unidades estándar de yogur cada semana (80 g/día) se benefician de una reducción del 28% del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con los individuos que no consumían yogur. “Este estudio confirma que el yogur fue el más potente de todos los productos lácteos investigados en cuanto a la reducción del riesgo de diabetes”,  explicó  el doctor Marette.  “Más importante es el hecho de que la asociación entre el consumo de yogur y un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 permanece aún después de hacer los ajustes necesarios por los potenciales factores de confusión.” – que

Incorporación de yogur a la vida diaria

Aunque las resultados de los estudios epidemiológicos a favor de los beneficios del yogur en la reducción del riesgo cardiometabólico son convincentes, estos estudios se han llevado a cabo en distintos países empleando una gran variedad de metodologías.2  Esto significa que no se pueden sacar conclusiones firmes sobre la cantidad de yogur que debe consumirse para reducir el riesgo de diabetes tipo 2. La mayoría de las guías dietéticas nacionales recomiendan consumir entre dos y tres raciones de productos lácteos diariamente – incluido el consumo del yogur junto con otros productos lácteos, como parte de una alimentación saludable.

“Al escoger un yogur, hay que buscar productos de bajo aporte energético pero de alta densidad nutricional”, sugirio el Dr. Marette.  “Además existe evidencia a favor de los yogures con probióticos que tienen el potencial de actuar sobre la microbiota intestinal, con un impacto favorable sobre las enfermedades relacionadas con la obesidad.  Los yogures elaborados con leche enriquecida con vitamina D pueden potenciar el efecto del yogur sobre la diabetes tipo 2 y la salud en general.”

El Dr. Marette animó a los investigadores a llevar a cabo más estudios prospectivos acerca de los efectos del yogur sobre los factores de riesgo cardiometabólico y a iniciar ensayos clínicos y estudios experimentales para demostrar el efecto causal del yogur en la prevención de diabetes tipo 2 y los mecanismos que subyacen a estos efectos beneficiosos. Este tipo de estudios son necesarios para fortalecer la evidencia de que el yogur como parte de una alimentación saludable y puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 y los trastornos cardiometabólicos asociados. 

Referencias:
  1. O’Connor LM, Lentjes MA, Luben RN, et al. Dietary dairy product intake and incident type 2 diabetes: a prospective study using dietary data from a 7-day food diary. Diabetologia 2014;57(5):909-17.
  2. Aune D, Norat T, Romundstad P, et al. Dairy products and the risk of type 2 diabetes: a systematic review and dose-response meta-analysis of cohort studies. Am J Clin Nutr 2013;98(4):1066-83.

Pin It on Pinterest