Materiales en espagnol

“Opciones de Desayuno para Niños”, Nutrióloga Erika Ochoa

Dietitian Erika Ochoa shares her expertise and breakfast ideas for kids

¡Llegó el Regreso a Clases! la Nutrióloga Erika Ochoa comparte su experiencia y da ideas para el desayuno de los niños.

¿Cuál es para ti la comida más importante cuando los niños regresan a la escuela? ¿Por qué?

Las tres comidas principales son igual de importantes, saltarse o no realizar alguna de ellas, puede ser contraproducente para el desarrollo y rendimiento escolar de los niños. Sin embargo, romper el ayuno provocado por las horas de sueño durante la mañana, parece realmente importante para que los niños puedan tener mayor y mejor atención en la escuela, así como mejor desempeño en sus diferentes actividades.

El ayuno más prolongado sucede durante la noche. Cuando los niños despiertan, su reserva de glucosa se ha agotado, y sus cuerpos obtienen la energía necesaria de su masa grasa y del músculo. Con la finalidad de tener energía para la escuela (lo que involucra que pongan atención, que resuelvan problemas de matemáticas, que aprendan a leer y escribir, memorizar, entre otras actividades cognitivas), los cerebros de los niños necesitan glucosa, por ser su fuente favorita de energía, y su única manera de obtenerlo es a través del desayuno.

Los alimentos incluidos en el desayuno pueden ser altos en energía y bajos en otros nutrimentos, como por ejemplo, las galletas o pastelitos. Este tipo de alimentos pueden romper el ayuno y proveer de una gran cantidad de energía a los niños, sin embargo, es probable que en poco tiempo, sientan hambre otra vez y no cuenten con la energía necesaria para concentrarse en la escuela.

Es esencial tener promover que los niños tengan un desayuno abundante y nutritivo. Por desayuno abundante, no debemos pensar en una comida de cuatro tiempos o un buffet, sino en un desayuno que contenga todos los grupos de alimentos: 1) Frutas y Verduras (no jugos), 2) Proteína (leguminosas o alimentos de origen animal) y 3) Cereales (preferir los integrales en vez de aquellos preparados, listos para comer). El desayuno puede incluir todos los grupos de alimentos y ayudar así, a que los niños puedan correr y pensar hasta la hora del lunch, evitando así que se distraigan por tener hambre.

 

¿Cómo puedes incluir el Yoghurt como parte del desayuno o del lunch?

El yoghurt es un alimento muy práctico y versátil, que puede ser incluido en el desayuno, en una ensalada o incluso como postre. Para ser sincera, hoy en día es muy difícil tener tiempo para preparar un desayuno abundante y nutritivo, por lo que necesitamos utilizar alimentos prácticos que nos permitan cubrir con esta recomendación. Recomiendo la inclusión de yoghurt como parte del desayuno, como un alimento alto en proteínas, calcio y cultivos lácticos que siempre son útiles para el equilibrio de la microbiota.

Los niños pueden consumir yoghurt en su camino a la escuela, completarlo con el consumo de una fruta (plátano o manzana por ejemplo) y agregarle granola o avena. ¿Muy complicado? Puedes prepararlo como un smoothie: 1 yoghurt + 1 pieza de fruta + 2 cucharaditas de avena cruda.

Hoy en día, puedes encontrar diversas recetas de avena para preparar durante la noche y conservar en frío para disfrutar por la mañana (puedes revisar en Pinterest). Estas recetas pueden ser muy útiles para nuestras vidas agitadas y una excelente opción para los niños porque se puede preparar con diferentes frutas como frambuesas, arándanos, plátano, mango y durazno, entre otros. Se pueden hacer recetas más ricas si se añade yoghurt en sustitución de la leche.

Si el niño ya está sentado en la mesa, le puedes ofrecer yoghurt combinado con fruta, nueces y salvado de trigo. Los niños pueden sentirse más atraídos por el yoghurt que por la leche, por lo tanto, puedes ofrecerles pan tostado con crema de cacahuate y plátano, acompañados de un yoghurt bebible.

Como puedes ver, el yoghurt se adapta a diferentes comidas, recetas y sobretodo, a los gustos de los niños.

 

¿Cuáles serían tus recomendaciones para que las mamas incluyan el yoghurt como parte de una alimentación saludable?

Durante el día, los niños pueden tener diferentes antojos. Muchas veces, ellos elijen dulces o refrescos que son altos en energía pero bajos en otros nutrimentos. El yoghurt puede ser siempre una mejor elección. Es cierto que puede contener azúcar (pero definitivamente menor cantidad que un refresco) y ofrece una variedad de nutrimentos, entre los que se incluyen, proteínas, calcio, fósforo y vitamina D, necesarios para el desarrollo de los niños.

El yoghurt ofrece una variedad de sabores y presentaciones que pueden satisfacer los diferentes gustos y preferencias de los niños. Si a un niño no le gusta el yoghurt, tal vez no ha probado lo suficiente.

 

Biografía

Erika Ochoa Ortiz es Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos por la Universidad Iberoamericana con mención honorífica y posee un M.C en Nutrición Clínica Pediátrica por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de Chile. Cuenta con un Curso de Atención Integral a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia a Nivel Intrahospitalario así como con un Diplomado de Errores Innatos en el Metabolismo del Niño.
Actualmente es Directora del Departamento de Nutrición y Bienestar del ITESM y da consulta privada a pacientes pediátricos en el Centro Médico ABC. Colaboró por dos años consecutivos con la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá, Colombia; como docente del Diplomado Semi – prescencial Nutrición Clínica Pediátrica avalado por la LASPGHAN así como docente del Diplomado en Nutrición Infantil.
Ha tenido participación en diversas publicaciones como en el libro « Los Antioxidantes y las Enfermedades Crónico degenerativas » y el libro Nutrición Clínica Pediátrica con el capítulo de “Manejo Nutricional en el paciente neurológico”. Asimismo, ha participado como ponente y expositor de trabajos en congresos nacionales e internacionales y tiene publicaciones en revistas indexadas con temas diversos como el uso de suplementos nutricionales para el manejo de sobrepeso y obesidad y nutrición en pacientes con errores innatos del metabolismo.

 

Erika en Twitter